DECRETO 308 DE 2016

DECRETO 308 DE 2016

(Febrero 24)

DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Por medio del cual se adopta el Plan Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres.

Mediante la Ley 1523 del 2012, se adoptó la Política y el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, los cuales nacen como instrumento enfocado al conocimiento, reducción y manejo del riesgo de desastres.

La entidad delegada de articular esta política con los diferentes entes territoriales es la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), la cual, dentro de sus directrices organizacionales, plantea:

Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres

El presente Decreto busca la adopción del plan para el periodo comprendido entre 2015-2025 basado en el fortalecimiento del conocimiento del riesgo, donde se logren identificar aquellas zonas con alta probabilidad de ocurrencia de desastres que pueden suceder por fallas humanas o naturales.

Este plan, no es más que la definición de una hoja de ruta donde se definan acciones a seguir para contribuir a la seguridad y al desarrollo sostenible del país.

Adicional a esto, dentro de sus metas propuestas esta la reducción de: a) la tasa de mortalidad, b) afectación a viviendas e c)  inconsistencias en el servicio de agua potable derivados de algún desastre; estos, se medirán con los resultados obtenidos durante el periodo anterior 2005-2015.

¿Qué deben hacer las empresas?

Aunque la norma no menciona acciones que deban desarrollar las empresas, la recomendación es que en los Sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo, se realice un adecuado diseño del plan de emergencias, en donde, a partir del análisis de vulnerabilidad, se contemplen todos los riesgos inmersos en la organización por su ubicación geográfica, su diseño y la disponibilidad de los recursos para atención de emergencias definiendo acciones para evitar pérdidas significativas ante eventos adversos.

¿Qué deben hacer las personas naturales?

Sin estar inmerso en la norma, es importante que desde los hogares y centros educativos, se cree conciencia sobre cómo actuar ante estos eventos, iniciando con aspectos básicos como:

  • Contar con un adecuado botiquín de primeros auxilios
  • Definir un punto de encuentro en conjunto
  • Desarrollo permanente de simulacros de evacuación

Estos aspectos, permitirán que ante un evento, se reaccione apropiadamente.

La puesta en marcha de plan rige a partir de la publicación de la norma.

La prevención antes de la ocurrencia de eventos adversos, puede convertirse en una herramienta de salvación.    

HAZ CLIC AQUÍ PARA DESCARGAR LA RESOLUCIÓN

TRM
¿Necesitas tú matriz de requisitos legales?

 

Comparte:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat